Aquí tienes un listado de las distorsiones cognitivas más comunes:

Abstracción selectiva/ Filtraje:

Actúa de colador, seleccionando los aspectos negativos (que se magnifican), mientras que se “cuelan”, desechan o ignoran todos los aspectos positivos de la situación.

Frases tipo:

-El día fue terrible, la lluvia arruinó mi pelo.

– Recibes una crítica negativa entre muchas positivas: “sabía que era horroroso”

 

Adivinación:

Predice para distintas situaciones, un futuro por lo general no favorecedor o catastrófico. Esta creencia se siente y se vive de forma muy real, generando ansiedad y la anticipación del sufrimiento.

Frases tipo:

-Si voy a la fiesta solo, al final todos estarán con alguien y yo no tendré con quien hablar. Va a ser un aburrimiento, no debería ir.

– Si le digo que me acompañe, seguro que no le gustará la obra y puede que eso lo arruine todo, aunque me gustaría que fuera mi acompañante, no diré nada e iré con otra persona.

-Seguro que mañana me caeré al salir al escenario y será bochornoso. Intentaré que hable otro.

 

Catastrofización o Magnificación:

EL pensamiento catastrófico otorga mucha importancia a eventos neutros o que objetivamente “no son para tanto”. Maximiza forma exagerada o trágica sus ideas negativas.

Frases tipo:

– No me han elegido ¡menuda humillación! se ha acabado mi vida social, me voy a morir.

– ¡Socorro! se me ha olvidado la chaqueta en el autobús, no volveré a encontrar otra igual, es como si me hubieran cortado un brazo.

 

Culpabilidad:

Esta distorsión del pensamiento tiene dos polos:

  1. Culpa a los demás de su sufrimiento, situación o actos.
  2. Asume como propia la culpa de todos los problemas ajenos.

Frases tipo:

– He perdido, porque han hacho trampa.

– Está enfadado y grita a todos, porque hoy no le he dado el café.

 

Debería:

Autoimposición de normas/ideas rígidas sobre cómo se debería. La violación de esas normas (privadas) por parte de otros se ven como una transgresión gravísima y suponen un gran malestar, enfado, desprecio, etc. Si son incumplidas por la propia persona se siente una gran culpa, vergüenza, rabia, etc.

Frases tipo:

-Debería seguir hasta que acabe lo que me queda (no posponer, horas extra sin remunerar).

-Debería poder con todo, no debería descansar hasta que todo esté solucionado (sobrecarga).

-Debería gustarme… (actúas en contra de tus deseos, en pro de “lo que deberías desear”).

-Debería ser… (no aceptarte como eres, baja autoestima, alta autoexigencia, estrés, etc.)

 

Etiquetas globales:

Emitir un juicio global sobre alguien o algo, generalizando una o dos cualidades/circunstancias.

Frases tipo:

-Ha cogido dos galletas en lugar de una, es un glotón y un egoísta.

-Ese es un irresponsable y un mal compañero (un día se retrasó con un informe).

 

Falacia de la justicia:

Cree tener la verdad sobre lo que debería ser justo y suele estar frustrado o resentido porque los demás no están de acuerdo, o porque “no ocurre justamente, como debería”.

Frases tipo:

-Es injusto acabar descalificado con todo lo que he trabajado.

-Espero ser yo el ascendido, es lo justo, porque yo llevo más aquí.

-Es injusto que él pueda traer calculadora y yo no, solo porque él tenga dislexia, me debes las mismas oportunidades.

 

Falacias de control:

Esta distorsión del pensamiento tiene dos polos:

1_ Si se siente impotente ya que el control de su vida depende de otros, se ve así mismo desamparado, como una víctima del destino. Cree carece de control alguno sobre su vida.

2_La falacia de control interno convierte a la persona en responsable del sufrimiento o de la felicidad de aquellos que le rodean. Se siente omnipotente, con un control desmesurado respecto a todo/todos.

Frases tipo:

-Si fueran más amables conmigo, tendría mejor actitud con ellos.

-Me tiene manía, siempre suspendo, no me debería molestar en estudiar.

– Mis padres se divorcian, porque saco malas notas y aún no tengo el carné de coche.

-Soy un fracasado y por eso la gente de a mi alrededor fracasa y no logra sus metas.

 

Falacia de cambio:

Considera que es más factible que otros cambien y se adapten, que el propio cambio. La persona espera que los demás cambiaran para seguirle el juego y usa estrategias como el chantaje emocional, culparles, exigirles, engañar o negociar.

Frases tipo:

-Si fueras más detallista conmigo seguro que estaría más feliz en esta relación.

-Si me quisieras, te arreglarías un poco más y no saldrías de fiesta, así sabría que me quieres.

-Si no viviera en una ciudad tan lluviosa, saldría más de fiesta.

 

Falacia de recompensa divina:

Se confía en una “devolución de los buenos/malos actos” sin llegar a tomar el control, ni buscar solución a los problemas, como una justicia divina/mágica. Esto provoca la acumulación de problemas o malestar, debido a la inactividad ante las dificultades y a su vez, estados emocionales negativos derivados de esa “solución compensatoria” que no se está produciendo.

Frases tipo:

– Cuando algún día al fin se dé cuenta de estos detalles, verá que soy ideal para ser su pareja.

– No pienso decirle que me molesta con eso, ya se dará cuenta y parará.

 

Inferencias arbitrarias:

Nos lleva a realizar conclusiones, basadas en premisas falsas o mediante un razonamiento ilógico. Es decir, o bien creamos relaciones de causa y efecto, sobre eventos que no tienen nada que ver entre sí; o bien el proceso por el que hemos llegado a la conclusión no sigue una vía suficientemente razonada.

Frases tipo:

– El ascensor estaba en el último piso, vaya un día me espera hoy de mala suerte.

– Mi paquete se retrasa… no me va a llegar, seguro que está agotado y han vendido de más, como con los vuelos.

-Te han barrido los pies, ¡ya no te casas!

 

Interpretación del pensamiento/ lectura de mente:

La persona cree saber lo que otros piensan o sienten respecto a sí, o bien porqué los sujetos tienen ciertos comportamientos. Todo ello sin mediar palabra al respecto con aquellos a los que interpreta, solo formulando opiniones personales sin base sólida.

Frases tipo:

– Hace eso porque me tiene envidia, por eso nunca me presta sus cosas.

– Seguro que piensa que soy una estúpida, lo veo en cómo me sonríe.

– Está conmigo para aprovecharse de mí.

 

Maximización de lo negativo:

Ocurre cuando se otorga más importancia a los aspectos negativos, que a los positivos.

Frases tipo:

-No me puede creer que haya fallado en una nota de la melodía, me la sabía.

– No he sabido responder bien a esa pregunta, que incompetente (cuando has resuelto todas las demás dudas adecuadamente).

– He dejado ese tornillo torcido, puede que deba desmontarla (cuando has montado bien una estantería con muchos otros tornillos).

Luna Cánovas Requena

Psicóloga Junior en Centro Promentium

 

Páginas Consultadas:

https://enequilibriomental.net/distorsiones-cognitivas/

http://albertochouza.com/15-distorsiones-del-pensamiento-que-nos-alteran/

https://www.trastornolimite.com/trastornos/distorsiones-cognitivas

http://www.fundacionestadio.com/ficheros_fichas/11-11-08_TALLER%20INTELIGENCIA%20EMOCIONAL.pdf

 

 

¡Síguenos en nuestras redes sociales!